el horóscopo chino

y un pimiento
20 noviembre, 2017

el horóscopo chino

Hoy voy a hablar del horóscopo chino.

 

¿Qué signo del horóscopo chino eres?

 

Si te cuesta mucho pagar: eres un rata

Si cantas en eurovisión: tu signo es el Gallo

Pero si lo haces como Julio Iglesias: eres un Bueyyy

Si tu sueño es ser funcionario: el perro

Si eres un salido: el conejo

Si estas to loco: la cabra

Si cagas mucho: el tigre

Si cagas más que un tigre: el cerdo

Si eres un arrastrado: la serpiente

Si eres muy yonkie: el caballo

Y si eres yonkie pero no tienes caballo: el mono

 

Comprender todo lo que estoy diciendo, está al alcance, sólo del mejor de los signos del horóscopo chino: el dragón, que debe estar echando fuego porque no lo he citado antes.

 

¿y de donde he sacado yo todo esto?:  de mi barrio.

 

Yo soy más de barrio que un locutorio.

Vivo en un barrio muy humilde donde hay mucha inmigración.

 

Para que te hagas una idea: En mi barrio si te llama un teléfono desconocido, hay tanta pobreza que lo normal cuando se descuelga es decir..”en invierno siempre veo tele 5”, por si acaso.

Ha parte de payos, hay mucho magrebí, pero lo que más abunda son chinas y no solo en los bolsillos de la gente.

No es de extrañar pues, que gente como yo, hayamos aprendido palabras en chino.

Feng Shui, Kung Fu, Chin Chang, Tai Chi, Ping Pong o telcel pasillo.

 

Peluquerías, bazares y bares.

 

En el Bar, lo normal es pedir.

Una hambulguesa y un Leflesco pol favol.

A lo cual responde el chino… Guta mucho gente Hambulguesa. Guta mucho Leflesco.

Que leflesco ponel ¿trlinalanjus?

 

De siempre se ha dicho que los ninjas eran japoneses.

Pues yo los he visto chinos, vigilando sigilosamente entre las estanterías del todo a 100.

Cuando soy cazado por uno de ellos, agarro cualquier producto y les digo… ¿es bueno… o es de los chinos?. Para dejarlos to locos.

 

El chino más chungo de mi barrio se llama, Jo lin.

Pero le llamamos “el Cirsa”.

 

Ya que se dedica todo el día ha echarle a las máquinas tragaperras.

Aunque bien le podríamos llamar “el succionador”, por el ruidito que hace con el café con leche mientras lo toma echándole a la máquina.

Yo creo que los chinos tienen los ojos rasgados de tanto meterse la cucharilla del café con leche en los ojos mientras succionan.

 

La visión es escueta, por eso muchos de ellos se inclinan para comprobar en la máquina tragaperras, donde se hallan los melones, las campanas o las cerezas.

Si a esto le añades que muchos de ellos fuman el tabaco que más les ciega a un chino:

el “Nobel”, “Nobel”… ya mismo los tendremos vendiendo cupones.

 

El tabaco: todo un clásico en un chino. Así tienen los dientes, amarillos, para hacerle conjunto con el jeto.

Y si fuman… rubio, de un chino y un rubio, forman… un porro.

 

Es por eso que hay más chinas que chinos en mi barrio.

 

A mi vecino puerta con puerta, se le estropeó la tele, fui a mirarla y le dije “Chang gao”.

Como muestra de agradecimiento por la ayuda que le había prestado, me cocinó al día siguiente un plato típico de china.

Si amigos si, lo chinos comen perro, por eso les gustan tanto las tragaperras.

Le tuve que decir, oye, que creo que el plato está poco hecho, pásamelo un poco más, porque el perro me está ladrando.

 

Así que quién sabe.. con tanto chino en mi barrio, a lo mejor algún día de estos, sin prisa, xino xano, me echo una novia china y puede que sea algo más que un rollito de primavera.

 

Eso sería un final feliz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *